Las antocianinas son pigmentos coloreados solubles en agua derivados del flavonol. Es responsable de los colores rojo, morado y azul de ciertas frutas y verduras como bayas, grosellas, uvas y algunas verduras de hojas, granos, raíces y tubérculos de color azul violáceo que son vegetales comestibles que contienen un alto nivel de antocianinas. Los colores vivos sirven como mecanismo de defensa, protegiendo a las plantas de factores ambientales nocivos como la luz ultravioleta y el estrés oxidativo.

Las antocianinas son la forma glicosilada de las antocianidinas. Los estudios científicos muestran que las antocianidinas y las antocianinas poseen fuertes actividades antioxidantes y antimicrobianas y protegen contra diversas enfermedades crónicas, como el cáncer, las enfermedades cardiovasculares y los trastornos neurodegenerativos. Puede complementar la nutrición y eliminar los radicales libres dañinos en el cuerpo, proteger la piel del daño ultravioleta, al mismo tiempo, pero también mejorar la inmunidad, la prevención del cáncer, la resistencia a la radiación y muchas otras funciones. Aquí está la lista de algunos alimentos conocidos por su alto contenido de antocianinas, junto con valores aproximados de concentración de antocianinas por 100 gramos:

  1. Chokeberry negro: Aproximadamente 1,480 mg de antocianinas.
  2. Las bayas de saúco: Alrededor de 1,300 mg de antocianinas.
  3. Grosellas negras: Alrededor de 190-270 mg de antocianinas.
  4. Repollo rojo: Aproximadamente 45 mg de antocianinas.
  5. Arándanos: Aproximadamente 120-165 mg de antocianinas.
  6. moras: Alrededor de 60-330 mg de antocianinas.
  7. Frambuesas: Aproximadamente 40-60 mg de antocianinas.
  8. Tartículo Cerezas: Aproximadamente 25-85 mg de antocianinas.
  9. Uvas moradas: Alrededor de 5-25 mg de antocianinas.
  10. Naranjas de sangre: Aproximadamente 2 mg de antocianinas.
  11. Roselle (Hibiscus sabdariffa o acedera): Aproximadamente 2 mg de antocianinas.

Otras antocianinas naturales como antocianinas de fresa, antocianinas de frambuesa, antocianinas de arroz negro, antocianinas de frijoles negros, antocianinas de maíz morado, antocianinas de col lombarda, antocianinas de batata morada, antocianinas de col morada, antocianinas de remolacha, antocianinas de zanahoria negra que pueden contener en la planta algunas a 200 a 300 mg por 3.5 onzas (100 gramos). Tenga en cuenta que estos valores son aproximados y pueden variar según factores como la variedad del alimento, su madurez y las condiciones de crecimiento.

Beneficios para la salud de las antocianinas

Efectos antioxidantes

Las antocianinas son poderosos antioxidantes que neutralizan los radicales libres en el cuerpo y reducen el daño del estrés oxidativo a las células y tejidos. Ayudan a proteger las células del daño oxidativo y a mantener la salud celular, lo que contribuye a la salud de la visión y la piel.

Efectos antiinflamatorios

Las antocianinas tienen potentes efectos antiinflamatorios, que pueden ayudar a aliviar los síntomas de afecciones inflamatorias como la enfermedad pulmonar y pueden reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con la inflamación. Los nutricionistas humanos de la Escuela de Salud Pública de la Universidad Johns Hopkins en los Estados Unidos descubrieron que agregar más uvas y bayas que contienen antocianinas a la dieta puede ser beneficioso para la salud pulmonar. Los participantes que comieron frutas y verduras oscuras ricas en antocianinas mostraron una tasa más lenta de deterioro de la función pulmonar con la edad que aquellos que comieron menos antocianinas. La disparidad fue evidente incluso cuando se tuvieron en cuenta otros factores, como el tabaquismo.

Bueno para el sistema cardiovascular.

Varios estudios apuntan que extracto de antocianinas Contribuye a la salud del corazón y del cerebro mejorando la función cardiovascular. Estudios prospectivos anteriores han demostrado que los arándanos son ricos en antocianinas y comer más arándanos se asocia con un riesgo reducido de diabetes y enfermedades cardiovasculares. Esto fue confirmado por un ensayo de intervención de seis meses publicado recientemente en el American Journal of Clinical Nutrition, que demostró que comer 1 taza de arándanos ricos en antocianinas (aproximadamente 150 gramos) por día mejoraba la función de los vasos sanguíneos y el perfil de lípidos en pacientes con síndrome metabólico. . Ayudan a reducir la presión arterial, reducir los niveles de colesterol LDL y mejorar la dilatación de los vasos sanguíneos, todo lo cual contribuye a un corazón más sano.

Efectos neuroprotectores

Las investigaciones emergentes indican que se cree que las antocianinas apoyan la salud del cerebro, reduciendo potencialmente el riesgo de deterioro cognitivo relacionado con la edad y trastornos neurodegenerativos como la enfermedad de Alzheimer. Los estudios han demostrado que el concentrado de jugo de arándano rico en antocianinas puede mejorar el rendimiento cognitivo al mejorar la función cerebral y el flujo sanguíneo cerebral en personas mayores sanas, al mismo tiempo que brinda beneficios para mejorar la función cerebral.

Puede prevenir el cáncer

Según algunos datos de investigaciones, las antocianinas, además de tener un fuerte efecto antioxidante, pueden tener un impacto importante en la aparición de cáncer. Por ejemplo, la adición de diversas antocianinas a las células tumorales inhibe el crecimiento de las células cancerosas y previene la propagación de los tumores, lo que conduce a la apoptosis de las células cancerosas, lo que las convierte en un área prometedora de investigación en la prevención y el tratamiento del cáncer.

El efecto anticancerígeno de las antocianinas también está relacionado con la inhibición de la neovascularización. De hecho, se ha descubierto que una antocianina que se encuentra en las fresas tiene efectos anticancerígenos al inhibir la actividad de los receptores VEGF implicados en la angiogénesis, y este efecto está relacionado con la cantidad de antocianina en el alimento. No hay duda de que esta actividad está relacionada con el efecto antioxidante de la antocianina, el rico pigmento de malva que se encuentra en el arándano tiene el mismo efecto antioxidante que la antocianina, pero esta última no tiene ningún efecto que interfiera con la actividad del receptor. Si bien se necesita más investigación, algunos estudios sugieren que las antocianinas poseen propiedades anticancerígenas.

Hcomo hacer utilizan el de estos antioxidantes naturales?

Incorporar a tu dieta alimentos ricos en antocianinas naturales puede ser una forma sabrosa y beneficiosa de mejorar tu salud. Aquí tienes algunos consejos:

  • Coma frutas y verduras frescas: opte por una amplia gama de frutas y verduras coloridas en lugar de variedades procesadas o enlatadas, como las bayas, las cerezas, la col lombarda, las berenjenas y las uvas moradas, que son excelentes opciones. Puedes preparar ensaladas y batidos coloridos y nutritivos agregándolos.
  • Té de flores y frutas: Beba estas bayas o flores en bebidas frías o calientes. Por ejemplo, el té de Roselle (Hibiscus sabdariffa), elaborado a partir de los cálices de la planta de hibisco, es una gran fuente de antocianinas.
  • Suplementos de antocianinas: si le resulta difícil consumir alimentos ricos en antocianinas con regularidad, podría considerar la posibilidad de tomar suplementos de antocianinas después de consultar con un profesional de la salud. Sin embargo, generalmente se prefiere obtener nutrientes de alimentos integrales.